Federación de Empresas de la Rioja

Un seguro confidencial

UN SEGURO CONFIDENCIAL

  • Introducción. Hay siniestros que pueden hundir a cualquier Empresa por grande que sea.
  • ​​​​El riesgo.
  • La gestión del riesgo.
  • El Seguro de Responsabilidad Civil de Producto.
  • La ampliación del Seguro de Responsabilidad Civil de Producto conocida como Retirada de Producto.
  • Un seguro confidencial: El Seguro de Protección de Producto.
  • Algunos ejemplos de siniestros reales.
  • Conclusión.

__________________________________________________________________________________

Introducción. Hay siniestros que pueden hundir a cualquier Empresa por grande que sea.:


La mayoría de las Empresas que han sufrido un siniestro por defectos o por contaminación de su producto que se ha manifestado con daños al consumidor final y con repercusión mediática desaparecen en pocos años.

En estas situaciones límite, la supervivencia de la Empresa depende básicamente de haber hecho antes bien los deberes y de poder disponer de una cobertura aseguradora muy completa.

El grueso de las Empresas dispone de un Seguro con cobertura de Responsabilidad Civil de Producto, menos Empresas disponen de la ampliación a dicha cobertura conocida como Retirada de Producto y casi ninguna de la cobertura que proporciona el Seguro de Protección de Producto.

Analicemos ahora este tema:

El riesgo:

Los grandes siniestros se pueden producir en cualquiera de los sectores de gran consumo (alimentación y bebidas, cosmética, juguetes, …).

Si ponemos el foco, por ejemplo, en la industria alimentaria muy importante para La Rioja, sabemos que las enfermedades transmitidas por los alimentos constituyen un grave problema de salud a nivel mundial. Se exigen controles en los países civilizados que garantizan altos niveles de seguridad, higiene y calidad a lo largo de la cadena. A pesar de ello se siguen produciendo brotes de enfermedades que han sido transmitidas por alimentos.

Según los estudios publicados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU a fines de 2.010, alrededor de 48 millones de personas se enferman, 128.000 son hospitalizadas y 3.000 mueren cada año en ese país debido a enfermedades transmitidas por los alimentos.

Este estudio señala que el 90% de todas esas enfermedades son causadas por los patógenos Salmonella, E. coli 0157, Listeria, Novovirus, Campylobacter, Toxoplasma y Clostridium perfringens.

Pensemos en el conocido brote de E. coli en Alemania en los pepinos en mayo de 2.011 con varios muertos y miles de personas infectadas. Menos conocido y en octubre del mismo año se produjo un caso con 31 fallecimientos por contaminación de listeria en melones en el estado de Colorado (EEUU)

La gestión del riesgo:

Retirar a tiempo un producto defectuoso y reparar los posibles daños que haya podido ocasionar a los consumidores es la mejor fórmula para crear una buena imagen de marca. Eso sin olvidar las obligaciones de seguridad que impone para los diversos sectores la legislación vigente y, que ésta obliga a los productores (*) a reparar los daños materiales y personales que sus productos hayan podido causar al consumidor y a retirarlos del mercado.

(*)Artículo 5.  Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Concepto de productor.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 138, a efectos de lo dispuesto en esta norma se considera productor al fabricante del bien o al prestador del servicio o su intermediario, o al importador del bien o servicio en el territorio de la Unión Europea, así como a cualquier persona que se presente como tal al indicar en el bien, ya sea en el envase, el envoltorio o cualquier otro elemento de protección o presentación, o servicio su nombre, marca u otro signo distintivo.


La gestión correcta del riesgo por parte de la Empresa pasa por seguir unos adecuados sistemas preventivos, siendo muy importantes los tres siguientes:

* Tener un Programa de Retirada de Producto claro detallado y por escrito.
* Haber encomendado la responsabilidad de llevarlo a cabo a una persona determinada o a un comité.
​​* Contar con las medidas necesarias, desde un primer momento, para identificar y rastrear los productos, defectuosos o no, una vez hayan abandonado las instalaciones propias. Trazabilidad.

Y, por supuesto, hacer una correcta transferencia del riesgo a los aseguradores, a través de los siguientes medios:

El Seguro de Responsabilidad Civil de Producto.

La cobertura básica de este seguro consiste en indemnizar por los daños materiales y/o personales y perjuicios consecutivos a éstos, causados a terceros por el producto una vez que se haya entregado el mismo.

La ampliación del Seguro de Responsabilidad Civil de  Producto conocida como Retirada de Producto:

Esta cobertura ha cobrado especial importancia desde la entrada en vigor de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Es presupuesto de esta cobertura que la decisión de retirada del producto con vicio o defecto sea tomada por la Administración Pública competente y si la toma el Asegurado (normalmente dando conocimiento a la Aseguradora) siempre que aquél pruebe a ésta que el uso del producto supone un riesgo para la salud y seguridad de las personas y que ello es debido a un error u omisión accidental en el procesado del mismo o en la información o etiquetado del producto.

Se van a indemnizar aquí una serie de importantes gastos de inspección, publicidad, mano de obra, transporte, destrucción, etc… pero no se van a cubrir otros gastos que son importantísimos y pueden llegar a ser muy cuantiosos que, sin embargo, si se cubren por el Seguro de Protección de Producto.

Un seguro confidencial: El Seguro de Protección de Producto.

Es un seguro confidencial, codificado y con acceso interno muy limitado dentro de las escasas Aseguradoras que lo contratan, por razones obvias dado las coberturas que tiene.

Este seguro puede cubrir además de lo que se cubre en Retirada de Producto (y con mayor amplitud), los Gastos de Reemplazo o Sustitución  del propio producto dañado, los Gastos necesarios para rehabilitar el nivel de ventas de la Empresa al anterior al siniestro, la Pérdida de Beneficios que sufra la Empresa, la Pérdida de Beneficios que sufran los distribuidores del producto de la Empresa, los Gastos de limpieza de maquinaria y naves de la Empresa y cualquier gasto necesario y razonable para hacer frente a la crisis producida por el siniestro.

Las características de la Póliza las pone cada cliente.  Se puede adaptar el producto tanto en coberturas como en límites según las necesidades concretas de cada Empresa.

Y esta Póliza puede cubrir no solo en caso de que los daños que sufra el producto se ocasionen de un Modo Accidental, sino también en los casos de Manipulación Maliciosa de los productos, en los de Publicidad Maliciosa y en los de Chantaje o Extorsión sobre los productos.

Además, en todo momento la Empresa se va a ver asistida de un equipo de Consultores que la ayudarán en la planificación, mejora y ejecución del Plan de Retirada, en la gestión de la crisis y en la actuación frente a los medios de comunicación.

Algunos ejemplos de siniestros reales.

* Sabotaje industrial contra compañía farmacéutica. Tylenol. Contaminación con cianuro.
* Limaduras de hierro en el relleno de salchichones.
* Vino blanco con alta contaminación de sulfuroso
* Latas de cerveza que contenían líquido limpiador.
* Botellines de cerveza con astillas de cristal en su interior.

Conclusión.

La sensibilidad social hacia estos temas va en aumento. Y su repercusión mediática. Pensemos en la atención que se está prestando ahora mismo a la aparición de porcentajes de carne de caballo en una serie de preparados cárnicos y ¡no se ha producido ningún daño a ninguna persona¡

Cada semana la Comisión Europea ordena la retirada de catorce artículos y no es precisamente recomendable ser uno de los nominados.

Como conclusión debemos recomendar la prevención y la cobertura más completa para las Empresas de productos de gran consumo. La situación económica actual está empujando a recortes y no invita a hacer gastos a las Empresas, pero el tema que estamos tratando es demasiado importante y si no se puede implementar de inmediato debe incluirse en la agenda de medidas a tomar lo antes posible.

 

 ASESORÍA DE LA ASOCIACIÓN DE CORREDORES DE SEGUROS DE LA RIOJA
FER-ADECOR

 

PARA SABER MÁS SOBRE ESTE SEGURO:
CONTACTO:  
Pedro Jiménez-Taza 

TELÉFONO: 941 271 271
FAX: 941 262 537
WEB: www.fer.es
E-MAIL: pedro.asesorias@fer.es

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información