Federación de Empresas de la Rioja

156 millones será el impacto de fondos Next Generation

La Rioja está a menos de un punto porcentual de recuperar su nivel de afiliación prepandemia, que ya se supera en Rioja Media.

El informe del servicio de estudios del BBVA destaca las medidas públicas puestas en marcha para frenar los daños de la pandemia, aspecto en el que destaca la extensión de los ERTE hasta el próximo septiembre,  que actualmente dan cobertura a algo más del 3% de los afiliados en la región, y los fondos europeos Next Generation EU, que España espera con anhelo.

Estos pueden suponer unos 156 millones de euros, alrededor del 1,8 % del PIB regional a partir de este año y, si bien comenzarán a impulsar la economía, no será hasta 2022 cuando se observen plenamente sus efectos.

Cita, además, otras circunstancias que pueden beneficiar al buen comportamiento de la economía regional, como la menor dependencia del turismo riojano de los extranjeros, como ya sucediera el año pasado.

Por su parte, apunta que el Gobierno de La Rioja cuenta con un espacio fiscal algo mayor para implementar medidas adicionales, dado que su nivel de endeudamiento es inferior a la media y a que el balance de las cuentas  autonómicas cerró 2020 con un superávit del 1,1% del PIB regional, tras el 1,5% del año anterior. El presupuesto aprobado en febrero para este año y la ejecución de los primeros tres meses apuntan a una política fiscal expansiva, tanto en personal, como consumo de bienes y servicios, e inversión.

El empleo va bien.   El informe señala también que la crisis ha afectado de manera heterogénea a las diferentes zonas de La Rioja, lo que se refleja en las cifras del mercado laboral.

Actualmente, señala que La Rioja está a menos de un punto porcentual de recuperar su nivel de afiliación prepandemia, que ya se supera en el agregado de municipios de la Rioja Media, tanto los de la gran área urbana de Logroño, donde se concentran la mayor parte de actividades esenciales y empleos, como las del resto de municipios de la comarca.

Por su parte, en la Rioja Alta el impacto de la crisis fue algo menor, pero, de la misma manera, lo está siendo el ritmo de recuperación de la afiliación a la Seguridad Social por lo que su nivel de empleo se sitúa todavía más de un punto porcentual por debajo del nivel precrisis.

Por el contrario, los municipios de la Rioja Baja se vieron más afectados en su empleo debido al mayor peso de la actividad industrial y no esencial, así como a la mayor incidencia de la pandemia Y si bien los datos mejoran desde el tercer trimestre del año pasado, señalan que la afiliación a la Seguridad Social en esta zona aún se encuentra a 2,5 puntos del nivel anterior al estallido del coronavirus.

Con todo, La Rioja podría crear, en promedio, unos 5.000 puestos de trabajo entre 2020 y 2022, lo que fijaría la tasa de paro  en el 9,8%, que supone dos décimas por debajo de su nivel de 2019 y casi cinco puntos inferior al nivel previsto para el conjunto de España.

Fuente: El día de La Rioja

FER - Federación de Empresas de La Rioja

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies