Federación de Empresas de la Rioja

Empresas logroñesas y entidades participan en una encuentro sobre economía verde y ecoinnovación

La FER y el Ayuntamiento de Logroño colaboran, junto con la iniciativa privada, en realizar propuestas de desarrollo sostenible y crecimiento verde

 

Un grupo de empresas del ámbito de la economía verde han participado en un encuentro organizado por el Ayuntamiento de Logroño y la FER, con el objetivo de analizar e intercambiar opiniones y propuestas sobre crecimiento verde y ecoinnovación. Las empresas proceden de áreas de actividad muy diversas como la consultoría medioambiental, las energías renovables, transporte, electricidad e instalaciones, agua, construcción, industria vitivinícola, turismo, entre otros. Concretamente, las empresas y entidades que han participado han sido: Federación de Empresas de La Rioja, Barlovento Recursos Naturales, Aresol, CPAR, Garnica-Plywood, Asociación de Bodegas de Logroño, Teinnova, Agua y Jardín, Hideco, ICM, IMEL, Grupo Rioja, Asociación de Residuos de La Rioja, ACMA, ARIC y JAD Arquitectos.

 

El presidente de la FER, Jaime García-Calzada, ha participado en este encuentro, junto con el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza. Como se sabe, el Ayuntamiento Logroñés se encuentra actualmente trabajando en la declaración de Logroño como Capital Verde Europea, un reconocimiento instituido por la Comisión Europea que reconoce a las ciudades que mejor gestionan el medioambiente y el entorno de  su población.

 

El presidente de la FER ha destacado “la importancia de desarrollar proyectos conjuntos, porque la mejor colaboración posible para modernizar nuestra ciudad y hacerla avanzar es la que nace de la suma de esfuerzos entre las administraciones públicas, la local en este caso, y la iniciativa privada”.

 

Jaime García-Calzada ha valorado de forma positiva la participación de empresas del ámbito de la economía verde como son las energías renovables, el sector de las instalaciones, la industria sostenible, el transporte, la industria vitivinícola, la industria de la construcción y el turismo, la industria del reciclado y los residuos, la energía,  la consultoría y gestión ambiental o el ámbito de la innovación tecnológica. “Un gran abanico de actividades económicas y empresariales, que son generadoras de riqueza y empleo, que contribuyen al desarrollo y a la competitividad de nuestro territorio y que pueden aportar conocimiento y experiencia en cualquier proyecto que podamos emprender, para el crecimiento de nuestra ciudad y poder hacerlo de una manera adecuada, sostenible y respetuosa con nuestro entorno”.

 

Jaime García-Calzada ha subrayado “la oportunidad de poder celebrar esta mesa de trabajo colaborativa en este momento y escuchar las propuestas de las empresas, que seguro tienen en cartera proyectos, procesos innovadores, tecnología y servicios que sin duda, pueden ser un estímulo para la ciudad y una respuesta a esos objetivos sostenibles, medioambientales para proteger y conservar nuestros municipios”.

 

La jornada tenía como objetivo poner en común conceptos como la economía verde y la ecoinnovación, aspectos relacionados con la empresa que apuesta por un desarrollo sostenible y que hace de su respeto al medio ambiente y su uso responsable de los recursos naturales uno de sus principios fundamentales.

Durante años el crecimiento empresarial ha ido paralelo al desarrollo de la sociedad, pero sin embargo, el cuidado al medio ambiente no ha sido así. Las políticas de la UE han ido durante años contribuyendo a mejorar e inculcar el respeto al medio ambiente y a mitigar los efectos del cambio climático, con el difícil equilibrio de no limitar el desarrollo empresarial, en un mundo globalizado y en el que todas las empresas no compiten bajo el amparo de las mismas legislaciones en el respeto al medioambiente.

Sin embargo, este incremento de concienciación y de aumento al respeto medioambiental de las actividades productivas, ha permitido que surja un conjunto de oportunidades en torno a lo llamado economía verde, es decir, empresas que desarrollan soluciones, productos y servicios más eficientes y respetuosos con el medioambiente, que son más eficientes en el uso de recursos, y por tanto más económicos y más competitivos.

Muchas de las empresas que desarrollan actividades tradicionales están cambiando productos (también llamado ecoinnovación) y procesos para ser respetuosos con una legislación pero que son más eficientes y atractivos para la imagen de sus clientes. Además, han surgido sectores enteros productivos como la gestión de residuos, tratamiento de aguas o energías renovables que han hecho de la ecoinnovación su razón de ser.

Según un informe de la UE por ecoinnovación se entiende cualquier forma de innovación que represente un avance importante hacia el objetivo del desarrollo sostenible mediante la reducción de los efectos de nuestros modos de producción en el medioambiente, el aumento de la resistencia de la naturaleza a las presiones medioambientales o un aprovechamiento más eficiente y responsable de los recursos naturales.

Mediante el apoyo a nuevos procesos, tecnologías y servicios que hacen más ecológicas a las empresas, la ecoinnovación ayuda a Europa a optimizar su potencial de crecimiento y, al mismo tiempo, hace frente a retos comunes tales como el cambio climático, la escasez de recursos y la biodiversidad menguante. La ecoinnovación constituye asimismo una oportunidad para las empresas, pues contribuye a reducir costes, ayuda a atraer nuevas oportunidades de crecimiento y consolida la imagen de las empresas ante sus clientes.

En la reunión las empresas y entidades han solicitado mejoras administrativas en los procesos, reducción de carga burocrática y la colaboración público-privada para la propuesta de proyectos para la ciudad, la dinamización de la ciudadanía para el incremento de la sostenibilidad mediante la eficiencia energética y el autoconsumo, el incremento de las bonificaciones a las empresas para fomentar la expansión de las medidas de sostenibilidad y eficiencia entre otros.

Por último, se ha puesto de manifiesto la necesidad de colaborar en la cartera de proyectos de la que dispone el ayuntamiento con urgencia.

 

 

FER - Federación de Empresas de La Rioja

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para fines analíticos anónimos, guardar las preferencias que selecciones y para el funcionamiento general de la página.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón "Configurar".

Puedes obtener más información y volver a configurar tus preferencias en cualquier momento en la Política de cookies