Federación de Empresas de la Rioja

Propuestas de CPAR para reactivar la economía riojana

Europa asegura que la construcción y la promoción son claves en la recuperación por su capacidad productiva y mano de obra intensiva

 

El crecimiento económico y del empleo en La Rioja se han visto abruptamente interrumpidas con la declaración del estado de emergencia por la crisis sanitaria del COVID-19, lo que se prevé suponga un desplome del 8% del PIB regional a lo largo del año 2020, y que se pierdan entre 4.500 y 5.000 puestos de trabajo. Sin embargo, también se prevé una recuperación no excesivamente tardía con un crecimiento de 5,7 puntos del PIB para 2021.

Para ello, el Ministro de Transportes, Sostenibilidad y Agenda Urbana apuesta por erigir a la construcción en palanca de cambio dentro del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad del Gobierno de España. Igualmente, la Comisión Europea está ultimando la aprobación de un Plan de Recuperación Económica cuya fase más urgente estará protagonizada por la rehabilitación de viviendas y edificios públicos y el impulso a las energías renovables.

En este contexto, desde CPAR hemos elaborado una “Propuestas para reactivar la economía riojana al salir de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19”. Se trata de un compendio de medidas que afectan a todos los ámbitos normativos (estatal, autonómico y local), sobre los que tanto el Gobierno de La Rioja como los Ayuntamientos riojanos tienen capacidad de actuación directa o indirecta. Las principales propuestas son las siguientes:

Propuestas de carácter general

Con carácter general se solicita que se tenga en cuenta a las empresas constructoras y promotoras en los planes de contención laboral, permitiéndoles acceder a los ERTES de fuerza mayor y a las ayudas para hacer frente a las consecuencias del COVID-19 del ICO y del ADER en las mismas condiciones que el resto de sectores económicos.

También debe implantase una política pública de avales de deuda comercial y de utilización de la contratación pública riojana para mantener el tejido económico y empresarial riojanos que contribuyan al mantenimiento del empleo local, desterrando la primacía del criterio económico.

Respecto a la fiscalidad, dada la situación de ralentización o paralización de la actividad en los distintos subsectores de la industria de la construcción, no debe obligarse a pagar impuestos sobre previsiones de ingresos. Además, con el fin de dar liquidez a las pymes se deben acelerar las devoluciones de IVA y, dado el carácter esencial de la vivienda, reducir al 4% la tributación sobre la compra de vivienda y sobre las cesiones de suelo con cesión de superficie, así como el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

 

 

 

Plan de reconstrucción Obra Pública

Se debe acelerar la tramitación administrativa y el cobro de las certificaciones de obra de los contratos ya adjudicados, se deben licitar nuevos contratos para potenciar las infraestructuras hídricas, energéticas, sanitarias, educativas que permitan frenar la despoblación de las zonas rurales riojanas; además de crear un plan mantenimiento de carreteras y puentes de La Rioja que contribuya a que nuestra región sea más competitiva cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Plan de reconstrucción Edificación Residencial

Se plantea la necesidad urgente de adaptar el urbanismo regional (LOTUR) y local (planes generales municipales) a las exigencias de habitabilidad y confort que serán necesarias en la nueva normalidad tras el COVID-19, en donde será necesario recuperar el uso integral de la vivienda para poner vivir en el exterior de la ciudad desde su interior.

Para ello se propone la eliminación del cómputo de algunas zonas privativas de las viviendas y de determinadas zonas comunes de los edificios. También se propone poner en carga el suelo público disponible para crear un parque de vivienda en alquiler moderno y que resulte asequible, e incentivar las ayudas al acceso a la vivienda con créditos blandos, así como la adopción de políticas públicas que incentiven la implantación de medidas y mejoras que garanticen mejores estándares sanitarios e higiénicos en las viviendas.

También es necesario flexibilizar el urbanismo, apostando por la digitalización de los trámites administrativos para agilizar las licencias de obra y permitiendo la tramitación y obtención simultánea de la licencia de edificación junto a las de ocupación de vía pública, grúa, vado, derribos, contadores de obra, etc. Igualmente, resulta preciso extender las Declaraciones Responsables a todos aquellos procesos que sea posible para contribuir a una más rápida recuperación de la actividad y del empleo.

Plan de reconstrucción Edificación No Residencial

Es preciso potenciar instalaciones logísticas en puntos estratégicos de la geografía riojana y redimensionar los espacios en los que se produzcan concentraciones para evitar el riego de contagio de posibles futuros virus del tipo SARS-CoV-2.

Plan de reconstrucción Rehabilitación y Reformas

Se plantea la adopción de un IVA verde reducido para todos los materiales y obras de rehabilitación y la creación de un plan renove energético riojano para, alineado con los principios de acción de la Declaración ante la Emergencia Climática y Ambiental, dar respuesta a las exigencias sanitarias derivadas de la crisis del COVID-19 y, en la línea de lo previsto por la Comisión Europea, que debemos preparar los edificios de las Administraciones Públicas, los edificios de uso Sanitario, los Hoteles, etc., para salir fortalecidos de esta crisis sanitaria ofreciendo una imagen de seguridad y calidad a la persona que nos visite.

 

 

Plan de lucha contra la economía sumergida

Se propone la generalización de una medida tímidamente adoptada en sus últimas actuaciones por el Ayuntamiento de Logroño, y que consiste en requerir que el particular que solicite una licencia de obra o pida una subvención de rehabilitación aporte documentación de que la empresa que la va a ejecutar cumple con sus obligaciones tributarias, laborales y con la Seguridad Social, así como con sus trabajadores.

Importancia de las medidas y de la industria de la construcción en La Rioja

Se estima que el global de las medidas propuestas supondría incrementar en un 3% PIB durante 3 años la inversión en el Plan de Reconstrucción de La Rioja, lo que puede tener un efecto inmediato en la recuperación económica y del empleo en La Rioja con la generación de alrededor de 4.500 empleos directos, y un 50% de retorno fiscal dada la inversión real adicional del 1,5% del PIB.

Y todo ello gracias a la capacidad tractora que la industria de la construcción tiene en La Rioja ya que, contando con uno de los convenios colectivos con mejores condiciones sociolaborales de España, puede recoger la mano de obra de sectores no cualificados que han sufrido más intensamente el impacto de la crisis sanitaria por el COVID-19 y cualificarla de manera inmediata en la Fundación Laboral de la Construcción para que puedan desempeñarse en los múltiples oficios de esta profesión.

Además, la industria de la construcción tiene un importantísimo efecto de arrastre de muchas actividades industriales locales (productos cerámicos, cemento, cal y yeso, prefabricados de hormigón, corte, tallado y acabado de la piedra o elementos metálicos) y del comercio de proximidad (alquiler de maquinaria y equipamiento del hogar); lo que también supone una importante creación de empleo indirecto en La Rioja.

 

En definitiva, se propone poner a trabajar a todo un sector de manera inmediata, con puestos de trabajo que no se pueden deslocalizar y que serán necesarios en cada pueblo y ciudad, potenciando además la actividad industrial local y el comercio de proximidad puesto que tan solo un 7% de los productos de construcción viene del extranjero.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información