Federación de Empresas de la Rioja

El sector de las floristerías reclama una excepción al cierre perimetral de Logroño y Arnedo

Se producirán graves pérdidas al no poder dar salida a todo el género acumulado y comprado en un sector que no se ha recuperado del anterior estado de alarma. Se están produciendo constantes anulaciones de pedidos

 

Un nuevo sector que está atravesando una situación muy delicada y en el peor momento posible, por la cercanía de la Festividad de Todos los Santos, que supone una importante fuente de ingresos de todo el año.

El cierre perimetral de Logroño y Arnedo a partir del viernes vuelve a suponer otro mazazo al sector de la floristería. Ya en marzo se encontraron con un cierre obligatorio por el estado de alarma, acumulando un género en sus tiendas que es perecedero, lo que supuso grandísimas pérdidas al sector, que hasta hoy no ha podido recuperar con ninguna ayuda específica.

Ahora, con todo el género comprado para las fechas de Todos los Santos y el cierre perimetral de Logroño y Arnedo, las familias no podrán ir a visitar a sus familiares a los cementerios cercanos de las poblaciones de alrededor de la capital, lo que va a suponer unas pérdidas inmensas para el sector de las plantas y las flores.

Tras las primeras declaraciones de la presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu,  sobre las nuevas restricciones que se pondrán en marcha desde el viernes, ya se han producido muchas anulaciones de pedidos por esta imposibilidad de acudir a los cementerios.

El sector reclama de manera urgente que se produzca una excepción a este caso ya que la supervivencia de muchos comercios del sector de la floristería depende de ello.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información