Federación de Empresas de la Rioja

Octubre rompe la tendencia de descensos, confirmando la situación crítica empresarial

Tras varios meses de descensos consecutivos, La Rioja padece nuevamente los efectos devastadores de la crisis económica y falta de confianza empresarial, con un paro de 20.354 personas, el aumento del 7,7% en un mes y un aumento del desempleo que afecta de forma general a todos los sectores, excepto a la construcción que ha tenido una leve mejoría. La mitad de los desempleados procede del sector de los servicios.

 

Los datos revelan que la economía está por los suelos, la actividad empresarial ha caído drásticamente, y los pequeños y medianos empresarios y autónomos riojanos están sufriendo lo peor de esta crisis que las Administraciones públicas no saben solucionar con medidas estructurales drásticas, que serían necesarias para la subsistencia de las empresas para generar condiciones más favorables para el empleo.

 

Es necesaria una gran movilización social de los empresarios, con el fin de reivindicar el valor social de las empresas, cómo únicas creadores de empleo. La grave situación económica obliga a que los pequeños y medianos empresarios y autónomos riojanos lamenten que la empresa no está presente en el centro de las decisiones públicas.

 

Si el paro alcanza los 5 millones de personas estaremos perdiendo una gran parte del estado del bienestar y de la calidad de vida de los españoles, que en los últimos años todos nos hemos proporcionado y que corre un serio peligro. El empleo es la base del crecimiento y del consumo. Si no se fomenta la contratación y se flexibiliza el mercado de trabajo, no será posible la recuperación.

 

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información