Federación de Empresas de la Rioja

Negocios damnificados por el atentado de Calahorra recibirán ayudas extraordinarias

q El presidente de la FER, Julián Doménech, gestionó hace meses ante la Delegación del Gobierno de La Rioja la demanda empresarial de ayudas complementarias por el cese de actividad y la pérdida de ingresos, como consecuencia de los daños causados en los establecimientos comerciales

Un total de nueve negocios afectados por el atentado de ETA en Calahorra el pasado mes de marzo recibirán una ayuda extraordinaria del Ministerio del Interior por el cese de su actividad empresarial, a causa de los destrozos ocasionados.

Esta concesión se produce tras las gestiones realizadas por el presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Julián Doménech, el pasado mes de abril. Acompañado por otros miembros de la FER, Julián Doménech visitó el 7 de abril la zona afectada por el atentado de Calahorra, comprobó sobre el terreno los daños y destrozos causados y se interesó por las necesidades y demandas de las empresas afectadas.

Una de las principales reclamaciones de los propietarios fue la posibilidad de que las empresas afectadas pudieran recibir ayudas extraordinarias como compensación al cese de su actividad comercial y pérdida de ingresos económicos, lo que en términos jurídicos se denomina “lucro cesante”.

Inmediatamente, el presidente de la FER, Julián Doménech, celebró ese mismo mes una reunión con el delegado del Gobierno de La Rioja, José Antonio Ulecia, y trasladó la petición de los empresarios.

Gracias a las gestiones de la FER y de la Delegación del Gobierno, nueve establecimientos recibirán una ayuda extraordinaria de más de 71.000 euros. Esta concesión se justifica por necesidades no cubiertas o cubiertas insuficientemente por las ayudas ordinarias.

La Delegación del Gobierno ha dirigido un escrito al presidente de la FER, fechado el 16 de septiembre, en el que informa sobre la resolución de esta solicitud de ayuda, aplicando los fundamentos de derecho que figuran en el artículo 43 del RD 288/203, que posibilita al Ministerio del Interior el otorgamiento de ayudas extraordinarias.

Por otra parte, otras cuatro peticiones empresariales de ayuda han sido desestimadas, debido a que el lucro cesante (la pérdida de actividad y consecuentemente de ingresos) estaba amparado por algún tipo de póliza de seguro, según señala la Delegación del Gobierno.

El presidente de la FER, Julián Doménech, ha mostrado su satisfacción y agradecimiento a la Delegación del Gobierno por las concesiones económicas extraordinarias, que repararán en parte el cese de actividad en los negocios y los graves daños materiales causados en los establecimientos.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información