Federación de Empresas de la Rioja

Las movilizaciones de los sindicatos destruyen el clima para afrontar la crisis, perjudican el diálogo social y dañan la actividad de las empresas

q Las medidas de fuerza y las amenazas a los empresarios riojanos y a las pymes no conducen a nada, son irresponsables e inoportunas y ponen en peligro cualquier pacto en el marco de la concertación social

La Federación de Empresarios de La Rioja (FER) lamenta el nuevo episodio de provocación social por parte de los sindicatos UGT y CC OO convocando un calendario de movilizaciones para las próximas semanas. La actitud sindical es inooprtuna e irresponsable, daña a las empresas y pone en peligro cualquier tipo de acuerdo o pacto social, así como un clima favorable contra la crisis.

La FER cree que es evidente que no se puede estar negociando y al mismo tiempo manifestándose en la calle, con el único objetivo de ahondar en el clima de alarma social que se está produciendo. Es una pena que los dirigentes sindicales no entiendan que los pequeños empresarios y autónomos riojanos, las pequeñas y medianas empresas de nuestra tierra también sufren y padecen las consecuencias de la crisis.

No es de recibo que a los empresarios se les llame buitres carroñeros y otras sandeces por el estilo. Es una falta de respeto y un desprecio que no se merece la empresa riojana. Los sindicatos han estado callados cuando las pymes han creado miles de puestos de trabajo durante los últimos años. No han tenido ni una palabra de elogio cuando los empresarios han arriesgado su patrimonio con sus inversiones. Ni cuando han defendido a capa y espada a los trabajadores. Pero han sido ruines cuando las cosas van mal. Los dirigentes sindicales no son conscientes de que si La Rioja ha prosperado ha sido gracias también a sus empresas, a la apuesta que los empresarios han hecho por los trabajadores, por la formación, por la cualificación, por la estabilidad en el empleo.

Y a la menor oportunidad que tienen se lanzan a perjudicar su imagen y reputación social, provocan algaradas en los centros de trabajo y, en vez de realizar propuestas, diseñan calendarios de movilizaciones que no tienen ninguna utilidad y que no son una aceptable respuesta a la crisis económica y financiera internacional.

Es igualmente, digno de lamento que la primera decisión del nuevo dirigente de CC OO sea la movilización. Ni tan siquiera ha tenido la actitud de presentarse a la FER ni de solicitar un encuentro, ni de entablar un diálogo, que es como se entiende la gente.

Los sindicatos han ido por el camino más fácil. Lo más sencillo es mostrar agresividad, provocar conflictos y amenazar a la empresa riojana. Lo difícil pero enriquecedor es entenderse, analizar elementos de encuentro y realizar una puesta en común de los problemas.

La FER reclama dirigentes sindicales con la altura que precisa una época tan delicada como esta. Dirigentes sindicales que comprendan la situación, que aporten prudencia y moderación y que respeten el trabajo y el sacrificio de los empresarios riojanos, que están atravesando una época difícil por la pérdida de actividad, por la reducción de la carga de trabajo y la penosa perdida de puestos de trabajo.

La FER pide a los sindicatos UGT y CCOO que asuman su responsabilidad y que desconvoquen las medidas de fuerza que van a herir a toda la sociedad riojana.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información