Federación de Empresas de la Rioja

La adjudicación de las obras del soterramiento a Sacyr supone un injustificable pago de favores de Zapatero por el AVE de Barcelona

 

La Asociación de Empresarios de la Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) quiere poner de manifiesto no sólo su absoluto rechazo a la adjudicación de las obras de la primera fase del soterramiento a Sacyr, sino también su más firme repulsa a los intentos de los políticos del PSOE y del Ayuntamiento de Logroño por justificar lo injustificable.
 
Esta noticia viene a confirmar un rumor sabido desde hace más de un mes. El Ministerio de Fomento, a través de ADIF, ha adjudicado el soterramiento del ferrocarril en Logroño a Sacyr . Se dice que como pago de favores de la técnicamente deficiente y económicamente ruinosa llegada de la alta velocidad a Barcelona. También se sosspecha que los modificados y reformados elevarán sustancialmente el precio.
 
De igual forma que opera el Gobierno de La Rioja, el Gobierno de España utiliza la adjudicación de obra pública para pagar los favores que empresas como Sacyr le hacen en otros puntos de España para ganar votos.
 
Tan claro tenía Sacyr que el Gobierno de Zapatero le iba a pagar favores debidos con esta adjudicación que fue una de las dos empresas que fue sola al concurso. Las otras 15 ofertas presentadas fueron como Uniones Temporales de Empresa (UTE). Además, ni si quiera es la empresa con oferta más barata. De las 17 ofertas presentadas, la de Sacyr es la quinta más barata, existiendo tres UTE riojanas más baratas.
 
Esta claro que la adjudicación de obra pública en este país responde al pago de favores políticos más que a criterios técnicos y económicos. Luego ocurre que lo que políticamente resulta rentable a los Gobiernos es económicamente insoportable o, peor, estructuralmente deficiente. Y, obviando algunos ejemplos logroñeses muy cercanos a todos los ciudadanos, podemos recordar de nuevo lo ocurrido con las obras del AVE Madrid-Barcelona y el hundimiento de casas y calles en la ciudad condal.
 
CPAR también quiere denunciar que D. Vicente Urquía está mintiendo a los logroñeses para encubrir el pago de favores que Zapatero está saldando. Sacyr no es, ni de lejos, la mejor oferta en precio. Y luego el Concejal de Economía del Ayuntamiento de Logroño asegura que es imposible apostar por la empresa riojana en los concursos de obra municipal. Que llame al Sr. Rodríguez Zapatero para que, en una tarde, le explique cómo se adjudican las obras a dedo.
 
Por lo que respecta al plazo de ejecución, parece mentira que nuestros políticos apuesten públicamente por hacer las cosas rápido y mal. Las obras públicas, y más las de esta envergadura, tardan en hacerse; premiar a una empresa que lo va a hacer todo muy rápidamente supone que luego la obra se va a demorar mucho más tiempo con los reformados e imprevistos y que, a la larga, va a salir mucho más cara. También tenemos ejemplos muy cercanos. Es el caso del parking de la Gran Vía de Logroño.
 
Sin embargo, D. Vicente Urquía prefiere justificar a toda costa al líder del Partido antes que trabajar por la economía y el empleo en su ciudad. El hecho de que tras la adjudicación el Ayuntamiento asegure contar con todas «las garantías y la seguridad de que los materiales y las contratas y subcontratas se van a hacer con firmas de La Rioja» se trata de una nueva burla.
 
Si el Ayuntamiento garantiza que las firmas riojanas van ejecutar todo el proyecto, está claro que Sacyr lo único que va a hacer es llevarse mucho dinero en pago de favores; un dinero que podría quedarse en nuestra ciudad, más en tiempos de crisis como los que atravesamos. Eso es lo único que reclama CPAR.
 
El Sr. Blanco, el Ministro desaparecido, viene a La Rioja a dar un mitin y a criticar que se apueste por empresas de esta Comunidad. Eso no es «localismo barato», sino apostar por el buen hacer de las empresas y trabajadores riojanos. Eso es lo que la sociedad demanda de sus políticos. Y no la demagogia del Sr. Blanco y la pleitesía a Madrid que están demostrando los dirigentes socialistas en La Rioja. Los representantes de los partidos nacionales en La Rioja nunca hacen crítica a lo que les mandan desde Madrid, no se posicionan de manera crítica a favor de los ciudadanos que les votan; lo único que les importa es salir bien en la foto a ver si consiguen un escaño en el Congreso o en el Senado que les permita un cómodo retiro remunerado.
 
Es muy triste comprobar que vivimos en un país en que personas sin formación superior puede llegar a ser Ministro y dar lecciones cuando lo único que les preocupa es arañar unos votos. Cuanto mejor estaríamos en La Rioja si los Partidos nacionales tuvieran que pactar con algún partido regional para poder sacar adelante los Presupuestos generales del Estado. Si eso fuera así, La Rioja ya tendría autovía y AVE con Madrid.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información