Federación de Empresas de la Rioja

La FER reclama que la mayor obra de infraestructura regional de la historia la desarrollen las empresas riojanas

 

q       La organización empresarial considera que las UTES riojanas están perfectamente capacitadas para realizar un proyecto que revitalizará la economía logroñesa y riojana afectada por la crisis, creará empleo riojano y modernizará el eje de comunicaciones de la capital.
 
q       La apuesta por la empresa riojana contribuirá a frenar la crisis, iniciar la senda de la recuperación y mejorar nuestra competitividad
 
 
La Federación de Empresarios de La Rioja (FER) quiere reclamar ante la opinión pública y la Sociedad de Integración del Ferrocarril Logroño 2009, que la ADIF y las Administraciones públicas, la importancia esencial que para el fituro de La Rioja y de Logroño, tiene que se realice una apuesta firme por las empresas riojanas en el proceso de adjudicación de la primera fase de las obras del soterramiento, tras la finalización del plazo de presentación de ofertas el pasado 19 de agosto.
 
 
La licitación de la obra pública más importante en la historia de La Rioja y de Logroño, con un presupuesto de más de 154 millones de euros ha suscitado un enorme interés entre las empresas riojanas, varias de las cuales han presentado sus ofertas. Esta gran infraestructura será clave en el crecimiento y desarrollo económico de la capital y de la comunidad, modernizará las principales comunicaciones de la ciudad y generará un importante volumen de puestos de trabajo en el transcurso del proyecto.
 
La FER, en su responsabilidad de defensa del tejido empresarial riojano y como entidad colaboradora e impulsora del desarrollo y progreso de La Rioja, considera que la ADIF y los organismos públicos competentes deben apostar de forma decidida por las ofertas y empresas riojanas, que técnica y financieramente, están cualificadas para llevar adelante este gran proyecto para todos los logroñeses y riojanos.
 
Esta es una gran oportunidad para modernizar La Rioja, para contar por fin con una infraestructura que se convertirá en un impulsor económico y empresarial, que redundará en una ciudad mejor comunicada, más integrada, y que se convertirá en un generador de empleo.
 
Una obra y un proyecto que deben crear riqueza para La Rioja y para los riojanas. Una infraestructura en la que están depositadas las esperanzas de crecimiento en el futuro y que servirá para consolidarnos mejor ante la crisis y para iniciar, en definitiva, la senda de la recuperación económica y empresarial tras una época de pérdida de actividad y de competitividad.
 
Si la empresa riojana queda descolgada de esta infraestructura, el más ambicioso proyecto que tenemos los riojanos y logroñeses delante empobrecerá las expectativas empresariales riojanas.
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información