Federación de Empresas de la Rioja

La FER propone un sistema de intermediación laboral público-privado, que ofrezca un servicio más eficaz a las empresas y trabajadores

q Las prácticas obsoletas del antiguo INEM, que todavía se mantienen en el Servicio Riojano de Empleo (SRE), no responden a las necesidades de empleo cualificado de los empresarios, ni ayudan a los trabajadores a encontrar un puesto laboral adecuado a sus cualidades profesionales,

La Federación de Empresarios de La Rioja (FER) considera fundamental en esta época de crisis económica la creación de un sistema de intermediación laboral público-privado, que ofrezca un servicio de calidad a las demandas de empleo cualificado de los empresarios y que satisfaga las necesidades de búsqueda de empleo de los trabajadores. Esta es una petición que la FER ha trasladado al Servicio Riojano de Empleo y que responde a la necesidad de modernización y eficacia de este organismo público, que ha heredado las prácticas obsoletas e ineficaces del antiguo INEM, sin cumplir las expectativas de la empresa riojana ni de los trabajadores.

De la misma manera que la Administración pública insta a las empresas a avanzar en procesos innovadores, inversión en I+D+I y diferenciación en el mercado, la FER reclama una adecuación y una actualización del sistema de intermediación laboral a la realidad actual, a las demandas sociales, a las necesidades empresariales y finalmente al objetivo de facilitar la búsqueda de empleo a los desempleados.

Para que un sistema de intermediación laboral sea eficaz y eficiente, es esencial la colaboración público-privada. Es decir, la colaboración activa en este sistema de los agentes sociales y económicos más representativos de la región. La colaboración público-privada es un modelo que funciona aceptablemente en otras regiones españolas con resultados exitosos.

Actualmente, los resultados de la intermediación laboral desarrollada por el Servicio Riojano de Empleo son ínfimos, a pesar de los recursos económicos y humanos que esta entidad tiene. Pero, a la hora de la verdad, empresarios y trabajadores desconfían del servicio que ofrece, tanto para canalizar ofertas de los empresarios como para encontrar trabajadores adecuados a los puestos que se ofertan. El Servicio Riojano de Empleo lamentablemente sólo se utiliza para las tramitaciones de las prestaciones por desempleo. Las organizaciones empresariales y sindicales son las que mejor conocen la realidad laboral y en este ámbito se hace imprescindible su contribución directa a un sistema de intermediación que responda mejor a las demandas del mercado.

La crisis económica está desencadenando una grave pérdida de puestos de trabajo, tal y como se registró en los servicios públicos de empleo en el balance de octubre, que refleja la destrucción de casi mil empleos en un mes. Esta tendencia a la pérdida de empleo va a continuar en los próximos meses, por lo que adquiere mayor sentido si cabe la puesta en marcha de este sistema de intermediación laboral con la colaboración de las entidades públicas y las privadas.

Un sistema de intermediación laboral, como el que propone la FER, beneficia a los trabajadores en la búsqueda de empleo, aumenta la productividad de las empresas y repercute en una mejora de la coordinación entre todos los agentes sociales con la Administración, además de ser una respuesta necesaria a la crisis económica.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información