Federación de Empresas de la Rioja

El Catedrático y abogado Eduardo García de Enterría sostiene que la Ecociudad

La Asociación de Empresarios de la Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) ha encargado un informe al prestigioso abogado y catedrático D. Eduardo García de Enterría sobre la declaración por el Gobierno de La Rioja del monte de El Corvo como Zona de Interés Regional.

D. Eduardo García de Enterría es Letrado del Consejo de Estado excedente y Catedrático emérito de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid. Doctor Honoris Causa por 16 Universidades de todo el mundo. En 1984 le fue otorgado el Premio Principe de Asturias de Ciencias Sociales. En 1996 recibe el Premio Alexis de Tocqueville por el Instituto Europeo de Administración Pública de Maastricht y en 2006 el Premio Internacional Menéndez Pelayo. Este eminente jurista está considerado como un experto incontestado del Derecho Público y del Derecho Administrativo y como el Padre del Derecho Administrativo español moderno.

En opinión de García de Enterría, la “presentación ecológica” de la actuación urbanística en el monte de El Corvo, como si fuese una novedad urbanística y medioambiental, no es más que una aplicación de los requisitos exigibles en toda actuación urbanística y constructora por la Ley de Vivienda y la Ley de urbanismo.

En concreto, sostiene que “las aludidas exigencias técnicas de calidad se refieren de modo particular al ahorro de energía y agua, aislamiento térmico y empleo de energías renovables, protección frente al ruido y condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida. Se establecen estas condiciones no como un deseo u objetivo a alcanzar en una actuación excepcional y pretendidamente modélica, sino como verdaderas “exigencias técnicas de calidad”, que la Ley impone en todas las construcciones”.

Además, el monte El Corvo está calificado como “suelo no urbanizable de especial protección” por lo que, de acuerdo con la Ley de Urbanismo de La Rioja, está prohibida en él cualquier construcción, actividad o utilización que implique transformación, quedando expresamente prohibidas, además, las parcelaciones urbanísticas que den lugar a la formación de un núcleo de población.

En opinión de García de Enterría, con la Ecociudad el Gobierno de La Rioja también vulnera el principio de autonomía local del Ayuntamiento de Logroño reconocido en la Constitución, puesto que la tarea de la ordenación urbanística del territorio municipal corresponde fundamentalmente al municipio que, en todo caso, debe tener una intervención muy significativa, que no queda cubierta con un simple trámite de audiencia a la entidad local.

El profesor García de Enterría entiende que el Proyecto de Ecociudad del Gobierno de La Rioja carece del pretendido interés regional, puesto que se trata de una operación urbanística que, “pura y simplemente es un operación de recalificación de terrenos rústicos de especial protección” y que sólo va a favorecer “extraordinariamente” a quienes hayan adquirido dicho suelo rústico y ahora puedan urbanizar y construir casi 3.000 viviendas.

El profesor García de Enterría concluye que no hay necesidad de privar de la condición de suelo rústico de especial protección a los terrenos del monte de El Corvo puesto que el asentar un número de viviendas determinado se puede y debe llevar a cabo simplemente ejecutando las previsiones del Plan General, esto es, aprobando los nuevos sectores propuestos por el Ayuntamiento de Logroño para la construcción de cerca de 5.000 viviendas de protección pública.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información