Federación de Empresas de la Rioja

CPAR considera que es urgentísima y vital la aprobación de los nuevos sectores de suelo para evitar una catástrofe económica y 6.000 parado

CPAR pide una reunión urgente entre Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logroño, Partidos Políticos, Sindicatos y Patronal para poner en práctica una batería de medidas que palie la actual situación de descalabro del sector

La Asociación de Empresarios de la Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) propone juntar en una mesa de negociación a los responsables del Gobierno de La Rioja, del Ayuntamiento de Logroño y a los agentes sociales representativos del sector de la construcción para consensuar medidas que den un giro a la actual situación económica que está viviendo el sector, donde se espera que el paro crezca desorbitadamente en los próximos meses y que se acentúen los problemas económicos que están sufriendo las arcas del Ayuntamiento de Logroño y de la Comunidad Autónoma por el parón de la actividad.

El pasado mes de junio hicimos público un estudio que también presentamos tanto al Presidente del Gobierno, D. Pedro Sanz Alonso, como al Alcalde de Logroño, D. Tomás Santos Munilla, en donde advertíamos que más de 6.000 personas podían peder su puesto de trabajo en La Rioja como consecuencia de un frenazo de la actividad productiva del sector de la construcción.

La única medida que D. Pedro Sanz Alonso propuso para el mantenimiento del empleo en el sector de la construcción era la de que su Gobierno iba a permitir convertir las viviendas libres que llevaran un año sin vender en VPO. Como ya dijimos en junio, se trataba de una medida que engañaba a los ciudadanos al crearles falsas expectativas, y vacía de contenido puesto que ello supondría vender las viviendas por debajo del coste real. Nos gustaría que el Presidente del Gobierno nos dijera cuántos puestos de trabajo se han creado tras la entrada en vigor de su medida estrella ante la crisis. Ya se lo vamos a decir nosotros: ninguno, puesto que en La Rioja ninguna vivienda libre se ha convertido en VPO.

Y desde junio a aquí han pasado ya tres meses sin que se haya tomado ninguna medida real, lo que está haciendo que la situación se agrave por momentos. La única medida anunciada por el Gobierno de La Rioja, lo único que ocupa la agenda del Gobierno de La Rioja de cara al mantenimiento del sector para los próximos años, es la construcción de casi 3.000 viviendas en suelo rústico protegido, saltándose a la torera las normas urbanísticas más elementales, bautizada con el nombre de ecociudad.

Desde el Sector de la Construcción y Promoción entendemos que ese no es el camino para superar la crisis. Primero porque no se hará, ya que es sencillamente ilegal, y segundo porque sería conformar un gueto que supondría un paso atrás muy importante en el camino en que se ha ido desarrollando Logroño, del que la mayoría de los logroñeses se muestran orgullosos.

Sindicatos y patronal ya le comunicamos a D. Pedro Sanz Alonso en el mes de junio que la única forma de conseguir mantener el empleo y la actividad económica de la región es la aprobación definitiva y urgente de los nuevos sectores de suelo delimitados por el Ayuntamiento de Logroño y del sector Ramblasque. Solo así se va a permitir que las empresas del sector consigan aguantar financieramente la sequía en las ventas. Y sólo así las empresas van a poder mantener sus plantillas de trabajadores. De lo contrario, a partir de ahora vamos a ver procesiones diarias de trabajadores peregrinando al INEM en busca de un nuevo trabajo.

Como representantes de las empresas del Sector, pedimos al Presidente del Gobierno de La Rioja que tome, de una vez por todas, una medida que no cuesta dinero a nadie, que beneficia a muchas empresas y a sus trabajadores, y que ayuda a mantener el empleo y a que el Ayuntamiento de Logroño y nuestra Comunidad Autónoma puedan mantener el gasto corriente y los sueldos de sus funcionarios y a que puedan seguir invirtiendo en las obras, infraestructuras y servicios necesarios para el normal desarrollo de la ciudad y la provincia.

Desde el Sector se ve con recelo que la única respuesta a las peticiones de patronal y sindicatos al Presidente del Gobierno haya sido que la Comisión de Ordenación Territorial y Urbanismo de La Rioja (COTUR) aprobará los nuevos sectores de suelo delimitados provisionalmente por el Ayuntamiento de Logroño y el sector Ramblasque si éstos cumplen con la legalidad. Esto suena a engañufla. ¿Acaso piensa el Presidente del Gobierno, o alguien en su sano juicio, que el Ayuntamiento de Logroño, con una de las gerencias urbanísticas más solventes de España, va a incurrir en alguna ilegalidad? ¿Acaso está el Presidente del Gobierno de La Rioja acusando veladamente de cometer fraude urbanístico a los responsables del Ayuntamiento de Logroño cuando aprobaron provisionalmente la delimitación de los nuevos sectores de suelo y el convenio del Sector Ramblasque? Y además, ¿no pactó el Presidente del Gobierno con el anterior Alcalde, D. Julio Revuelta, la aprobación de 10.000 nuevas viviendas para Logroño? Pues lo único que se le exige desde el sector es lo mismo que se le exige desde el Ayuntamiento de Logroño: que cumpla con sus compromisos y que no olvide que la mitad de esas viviendas van a ser de protección oficial y que hay mucha gente, sobre todo jóvenes, que las está esperando.

El sector está muy preocupado por el futuro de la situación económica y laboral que se presenta en La Rioja. Por eso queremos liderar un proceso de diálogo constructivo con el que se consiga hacer frente a la crisis que vivimos. Por ello, convocamos públicamente al Presidente del Gobierno de La Rioja, al Alcalde de Logroño, al Secretario General del PP de La Rioja, al Secretario General del PSOE de La Rioja, a Presidente del PR, al Secretario General de UGT, al Secretario General de CC.OO. y al Presidente de la FER a una reunión urgente, que debe celebrarse antes de las próximas fiestas de San Mateo, en donde se ponga fin a los reparos que tiene el Gobierno de La Rioja para la aprobación definitiva de los nuevos sectores de suelo delimitados por el Ayuntamiento de Logroño y del sector Ramblasque y en donde se estudien medidas que contribuyan a relanzar el sector con el objetivo de mantener el nivel de empleo y creación de riqueza en La Rioja.

Por último, en relación con el anuncio del Presidente del Gobierno sobre las medidas que piensa proponer en el Parlamento, anunciando a bombo y platillo que está consultando a los Presidentes de los Colegios Profesionales y a diversos economistas independientes, creemos que el Presidente también tiene que consensuar, sin más demora, con los agentes sociales del sector las medidas que hay que tomar para enderezar esta situación de crisis del sector, ya que somos nosotros quienes conocemos de primera mano y de forma global la actual situación, puesto que la estamos sufriendo en carnes propias.

Desde luego que la manera de acabar con la crisis a la que nos enfrentamos no es la de acabar con el modelo económico actual, eso sería un suicido. ¿Alguien se imagina al primer ministro británico promoviendo medidas para liquidar la especulativa economía financiera que mueve la Bolsa de Londres o a la canciller alemana presumiendo de haber dado la puntilla a la contaminante industria pesada? La apuesta por políticas de I+D y de innovación tecnológica que ahora está tan de moda predicar como la panacea está muy bien, pero se trata de una apuesta de largo recorrido, probablemente a varias décadas vista. Sin embargo, si realmente se quiere paliar el paro en la construcción riojana se tienen que tomar medidas inmediatas para que las empresas del sector consigan mantener su actividad. Y esas medidas pasan, necesariamente, por la aprobación de los nuevos sectores de suelo de Logroño, incluido el sector Ramblasque.

Estamos convencidos, además, de que los Presidentes de todos los Colegios Profesionales de La Rioja están de acuerdo con las medidas que proponemos, puesto que también son conscientes que muchos empleos, directos e indirectos, se mantienen en gran parte gracias a la actividad del sector. Es por ello, que desde CPAR llamamos a un gran pacto regional por el mantenimiento de la de la actividad en el sector de la construcción, porque gracias a ello se pueden mantener en gran parte el empleo del sector. Debemos aprovechar nuestras peculiaridades como Comunidad Autónoma uniprovincial para trabajar todos juntos para conseguir paliar los efectos de la crisis económica que estamos sufriendo. Si lo hacemos, convertiremos a La Rioja en el referente nacional que todos queremos que sea.

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información