Federación de Empresas de la Rioja

La licitación de obra pública regional y local en La Rioja se hunde en 2019

 

A pesar de ello, CPAR realiza un balance positivo del sector que, gracias a la iniciativa privada, ha aumentado la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social y que firmará un incremento salarial del 2,25% para 2020

 

La Asociación de Empresarios de Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) hace una valoración positiva de la evolución de la industria de la construcción durante el año 2019 y hace un llamamiento al Gobierno de La Rioja y a los Ayuntamiento de nuestra Comunidad Autónoma para que apuesten por una Rioja progresista que, a través de la inversión productiva en obra civil y edificación, contribuya al crecimiento económico de nuestra región y, con ello, se generen las condiciones económicas que permitan a las empresas constructoras-promotoras seguir creando empleo de calidad.

 

Los datos del año 2019 certifican la apuesta de las empresas constructoras-promotoras con el desarrollo económico y con la creación de empleo en La Rioja.

 

En materia de empleo, el número de afiliados a la Seguridad Social en el sector de la construcción durante el mes de diciembre alcanzó los 8.348 trabajadores, con un incremento interanual del 1,7%.

Además, el número de afiliados a la Seguridad Social en el régimen general alcanzó la cifra de 5.259 trabajadores, con una variación anual del 4,2%; un aumento en la contratación de trabajadores por cuenta ajena 1,4% superior a la media nacional.

 

Respecto de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadores de la construcción, el Convenio Colectivo de Edificación y Obra Pública de La Rioja cuenta con las tablas salariales más altas de todos los convenios colectivos de La Rioja, y además la próxima semana está prevista la firma de un incremento salarial del 2,25% para el año 2020.

Por otra parte, de acuerdo con los datos del Ministerio de Fomento, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en La Rioja se situaron en 704 unidades hasta octubre de 2019, lo que supone un incremento del 168,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

 

 

Este dato contrasta con la caída en un 5,9% de los visados de obra de reforma y rehabilitación de viviendas que en el periodo enero-octubre 2019 tan solo se solicitaron 175 visados, y que también contrasta con la tendencia positiva de visados de rehabilitación registrada a nivel nacional con una variación interanual positiva del 12,3%.

 

La razón de esta pérdida de interés en la rehabilitación debe buscarse en las dificultades normativas y en la inseguridad jurídica que en la actualidad existen para llevar a cabo un proyecto integral de reforma de viviendas o edificios en La Rioja, por lo que desde CPAR hacemos un llamamiento para que tanto los Planes Generales Municipales, especialmente los de las cabeceras de comarca con Logroño a la cabeza, como la Ley de Urbanismo de La Rioja se adapten a la mayor brevedad posible a la normativa nacional: la Ley de las 3 Rs -Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas- y el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana.

 

Respecto de la obra pública, el único dato positivo es que después mucho tiempo por fin la Administración General del Estado ha licitado las obras de la futura ronda sur de Logroño. Aunque se trata de una obra importante para la región, es una obra de la que incomprensiblemente queda fuera directamente las empresas locales que no suelen ser suficientemente valoradas.

 

Con todo, el dato negativo y más preocupante es el análisis de las estadísticas de licitación de obra pública desagregadas por el tipo de Administración. El Gobierno de La Rioja licitó un 38,1% de obra pública menos que en el mismo periodo del año anterior, y las entidades locales licitaron un 45,4% menos obra pública que en el mismo periodo del año anterior.

 

Estos datos son nefastos porque hacen que La Rioja siga perdiendo competitividad, especialmente respecto de nuestras regiones limítrofes, suponen un empeoramiento de la calidad de vida de los riojanos y riojanas y, lo que es más grave, afectan directamente a nuestra seguridad vial y la falta de inversión en mantenimiento supone un repunte de los accidentes de tráfico en las carreteras riojanas.

 

 

  • ATENCIÓN A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

El secretario general de CPAR, Juan Ramón Liébana, se encuentra a disposición de los medios de comunicación para ampliar esta información, realizar entrevistas, etc

Podéis solicitarlo a través del Gabinete de Prensa (Manuel Alonso, 941 271 271)

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información