Federación de Empresas de la Rioja

La AIER solicita una reunión al Alcalde de Logroño

para reclamarle mayor apoyo al sector riojano y evitar las arbitrariedades en los concursos públicos de instalaciones

La Asociación de Instaladores Electricistas y de Telecomunicaciones de La Rioja (AIER), integrada en la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), ha enviado al Alcalde de Logroño, Tomás Santos, un escrito en el que asegura que “viene observando con preocupación en los últimos meses una manifiesta incompetencia del Ayuntamiento de Logroño que usted preside, en el proceso de concursos y adjudicaciones de obras e instalaciones de nuestro sector, así como en la elaboración de sus respectivos pliegos de condiciones y prescripciones técnica”. La AIER ha solicitado una reunión con el Alcalde Tomás Santos.

La AIER ha puesto de manifiesto este asunto en varias reuniones que se han mantenido con responsables políticos y técnicos municipales a lo largo de estos 3 últimos años. En todas estas reuniones, se indica en el escrito, “nos dan buenas palabras y la razón en las circunstancias expuestas, pero ha pasado el tiempo y este Ayuntamiento sigue sin las medidas necesarias para erradicar costumbres y uso perjudiciales para el colectivo que represento”.

El sector emplea a 1.287 personas, con una facturación anual en torno a los 123 millones de euros anuales.

“Este proceder, que es lo verdaderamente grave para el conjunto de nuestro sector y de nuestras empresas, está ocasionando un perjuicio considerable en nuestra actividad empresarial. Es nuestra obligación denunciarlo a través del escrito dirigido a usted, al considerar que con la necesaria voluntad política desde la Alcaldía y desde de su equipo de Gobierno se podrá corregir”, sigue la carta.

1.- Pliegos de condiciones y prescripciones técnicas

En primer lugar, los pliegos de condiciones elaborados por el Ayuntamiento de Logroño adolecen de una considerable carencia de criterios técnicos y profesionales suficientes para valorar correctamente las ofertas de las distintas empresas que concurren a los concursos. Los pliegos son farragosos, incurren a menudo en incoherencias e incongruencias importantes, que hacen muy difícil la presentación de los proyectos por parte de las empresas, con lo cual se fomenta la arbitrariedad de las adjudicaciones, como demuestra el hecho que todos los casos se han tenido que resolver continuas reclamaciones de las empresas que han entendido que sus derechos no han sido respetado.

La AIER cree que la redacción de estos pliegos debe hacerse con mayor fundamento técnico y con más tiempo en la redacción de los proyectos, para facilitar la presentación de las empresas ofertantes y conocer mejor las condiciones de cada instalación u obra..

2.- En defensa del empresariado riojano

La AIER expresa su malestar por la adjudicación de forma mayoritaria a empresas de fuera de nuestra región o con domicilio social en otras regiones de casi todos los concursos de nuestro sector.

Contrariamente a lo que su Ayuntamiento informa públicamente a través de los medios de comunicación, o por medio de sus portavoces, “no existe ese apoyo al tejido empresarial riojano en este tipo de procesos. La mayoría de las obras e instalación las ejecutan empresas foráneas. Las empresas riojanas están perfectamente capacitadas técnica y financieramente para desarrollar todos los proyectos del Ayuntamiento, pero finalmente no suele ser así”.

“Queremos alertarle como Alcalde de la ciudad sobre la grave pérdida de actividad y eliminación de puestos de trabajo, más aún en esta época de crisis económica, que el nulo respaldo municipal acarrea, sobre todo con obras de una gran envergadura, que supondrían un gran alivio para el mantenimiento de nuestras empresas y el sostenimiento de los puestos de trabajo”, afirma el escrito..

3.- Libre concurrencia y exigencia de transparencia

La Asociación recuerda que “una gran mayoría de las empresas asociadas a la Asociación de Instaladores Electricistas y de Telecomunicaciones de La Rioja (AIER) formamos parte del registro de licitadores del Ayuntamiento de Logroño.

“Sin embargo, hemos comprobado con extrañeza y dosis muy elevadas de indignación que su Ayuntamiento no fomenta la libre concurrencia de las empresas a los concursos. Tenemos constancia de varios proyectos en los que en los que se ha convocado para la presentación de las ofertas técnicas a un grupo muy reducido de firmas. Consideramos que debe apostarse por la libre concurrencia y no por la limitación, lo cual supone un agravio para el resto de potenciales concursantes, que no pueden presentar proyectos por desconocimiento”, asegura el escrito enviado al Consistorio logroñés.

Y sigue en estos términos: “Nuestra Asociación considera absolutamente necesario esta libre concurrencia, que dote a todos los concursos de la necesaria transparencia, como es exigible a una institución pública. Sin duda, la libertad de acceso a los concursos es un bien público que beneficia a empresarios, ciudadanos y a la sociedad en general.

Departamento de Comunicación: Manuel Alonso (941 271 271)

Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información