FEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DE LA RIOJA

Inicio

Servicios

Nube de etiquetas

La “operación ecociudad”: promesas vacuas con fines espurios

Juan Ramón Liébana Ortiz

Secretario General de la Asociación de

Empresarios de la Construcción, Promoción y Afines de La Rioja

El pasado día 27 de agosto terminaba el plazo para presentar alegaciones a la propuesta de zona de interés regional lanzada por el Gobierno de La Rioja para la construcción de casi 3.000 viviendas en el monte de El Corvo.

El rechazo de todos los colectivos sociales (Ayuntamiento de Logroño, ciudadanos, colectivos ecologistas, COAR, etc) a esta farsa ecológica que pretende perpetrar la Consejera de Medio Ambiente, capitaneada por el Presidente del Gobierno, ha sido masiva.

La puntilla a esta sinrazón de la ecociudad que pretende perpetrar el Gobierno de La Rioja la ha puesto de manifiesto el Catedrático y abogado D. Eduardo García de Enterría quien, como se supo hace pocos días, ha dictaminado que la ecociudad vulnera la ley y es jurídicamente nula puesto que el monte El Corvo está calificado como suelo no urbanizable de especial protección por lo que, de acuerdo con la Ley de Urbanismo de La Rioja, está prohibida en él cualquier parcelación urbanística que de lugar a la formación de un núcleo poblacional.

En opinión del eminente jurista, la “operación ecociudad” es pura y simplemente una operación de recalificación de terrenos rústicos de especial protección que sólo va a favorecer, y extraordinariamente, a quienes hayan adquirido dicho suelo rústico y ahora lo puedan urbanizar y construir en él.

Lo que ni el profesor García de Enterría sabía ni los ciudadanos conocen es que durante la elaboración de la Ley de Urbanismo, cuando se redactó el artículo referente a las Zonas de Interés Regional, CPAR advirtió a la Consejería competente de la auténtica aberración que suponía considerar los desarrollos residenciales como de interés regional, precisamente porque ello supone saltarse las reglas del Derecho urbanístico español. No obstante, el Director General de Política Territorial del Gobierno de La Rioja juró y perjuró que el Gobierno del Partido Popular jamás vulneraría la ley utilizando las zonas de interés regional para construir viviendas porque eso iría en contra de sus competencias al vulnerar la autonomía de los ayuntamientos, que son los competentes en materia de urbanismo. ¡Fíjense hasta donde llega la desfachatez de nuestros gobernantes!

Por el contrario, el sector de la construcción y promoción lleva años trabajando por lo medioambientalmente eficiente. Ahí están las últimas normativas en la materia (Código Técnico de la Edificación, Real Decreto de Eficiencia Energética, etc.) que han sido impulsados desde el propio sector. Con ellas, nos hemos obligado a que las nuevas construcciones cumplan con estrictos requisitos de sostenibilidad ambiental, lo que a su vez redunda en un menor consumo energético y, en el medio y largo plazo, supone un ahorro para las comunidades y los propietarios. En este punto el Gobierno de La Rioja juega a engañar a los ciudadanos: la “operación ecociudad” no supone ninguna innovación técnica que redunde en el medio ambiente. Al contrario, va a conllevar la destrucción de una gran diversidad de flora y fauna, lo cual debería repungar a la Consejería promotora de esta operación.

El único interés (del Gobierno) regional que subyace en la “operación ecociudad” es la construcción por la vía rápida de casi 3.000 viviendas en donde al Gobierno de La Rioja le conviene para asfixiar económicamente al Ayuntamiento de Logroño (no se debe olvidar que D. Pedro Sanz se dejó perder el Ayuntamiento en las pasadas elecciones locales, lo que muy probablemente le valió un tirón de orejas de la ejecutiva nacional de su partido)y ser él quien se cuelgue la medallita de construir vivienda protegida de cara a las próximas citas electorales, justo cuando pretenderán sortear las viviendas.

Se trata de una visión miope, que flaco favor hace a los ciudadanos y a La Rioja. Con la ecociudad se va a crear un gueto apartado de la ciudad y sin las adecuadas conexiones viales y sanitarias. Si el Gobierno de La Rioja realmente tiene un interés en la región debería dejarse de “operaciones ecociudad” y permitir el desarrollo de los nuevos sectores de Logroño que ni suponen la destrucción de un ecosistema peculiar en La Rioja ni plantean la construcción de viviendas en suelo rústico de especial protección ¡Eso sí que es ilegal, señor Presidente!

Cuando la todopoderosa Comisión de Urbanismo apruebe los nuevos sectores de Logroño, los ciudadanos podrán decidir dónde quieren vivir. Y estoy convencido de que si el Gobierno de La Rioja se deja aconsejar por los hechos verá que lo que la sociedad riojana demanda es que sus viviendas estén en la ciudad de Logroño, y no a veinte minutos de ésta. Además, lo razonable desde todos los puntos de vista es que el Gobierno fomente la construcción de las casi 5.000 viviendas protegidas que se prevén se incluyan en los nuevos sectores.

Colaboradores

Ibercaja vodafone Banco Sabadell www.emprenderioja.es ceoe Cepyme Ceat ICO GALP SOLRED CEPSA
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información