FEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DE LA RIOJA

Inicio

Servicios

Nube de etiquetas

El comercio que viene

Miguel Pascual, presidente de FER Comercio (DATO ECONÓMICO DE LA RIOJA, junio 2008)

La realidad actual, caracterizada por la ralentización del consumo y el presagio de un futuro con mayor competencia, inquieta al pequeño comercio urbano que adivina un horizonte de incertidumbre. No es este un buen momento para la euforia, aunque el comercio ha sabido evolucionar en tiempos peores adaptándo sus fórmulas y este no va a ser un tiempo diferente.

Centros comerciales. La amenaza permanente

Históricamente, el pequeño comercio urbano ha militado en una resistencia activa contra la implantación de grandes superficies y se ha pronunciado contra cualquier medida que favoreciese en la competencia a los centros comerciales perjudicando su supervivencia cada vez más difícil.

Sus representantes han trabajado en diferentes foros a la hora de debatir horarios comerciales o planteamientos de un Plan de Equipamientos. El que después de tanto esfuerzo se consiguió elaborar ―muerto antes de ver la luz― al menos dejó una cosa clara: la saturación comercial en La Rioja es evidente.

Directiva Europea. La realidad inevitable

Sin embargo, los nuevos hábitos de compra, las tendencias de ocio y consumo, la consolidación del libre mercado y la evolución de la sociedad europea hacia nuevos modelos, propician que los legisladores comunitarios aboguen por romper las barreras existentes en algunos paises para nuevas implantaciones y, en todo caso, si se plantean cortapisas para ello, que no sean las del exceso en la oferta.

Así la directiva Bolkestein aprobada, que obliga a su transposición a la normativa española en 2009, acaba con el argumentario esgrimido. La Administración, que debe preservar el interés público, se enfrenta a un reto, ha de ser consciente de la situación y tendrá que emplearse a fondo para corregir los desequilibrios profundos con que nos podemos encontrar.

Comercio Urbano. La respuesta positiva

Vamos a entender mal el futuro si creemos que el éxito en la competencia estará en abaratar costes, porque el comercio urbano tradicional ni debe limitarse a la resignación ni condenarse la mera supervivencia que desemboca en el fracaso. La realidad obliga a añadir valores constantemente y habrá que asumir el reto de un sociedad cambiante y de un comercio en evolución, admitir que no todo puede supeditarse a las ayudas externas y aceptar un esfuerzo mayor en la adaptación para permanecer con dignidad en el mercado.

Sociedad y Comercio. El proyecto posible

La mejor alianza para el pequeño comercio es otra realidad constatada: la importancia concedida a la relación dinámica entre comercio y ciudad, entre sociedad urbana y comercio, el valor esencial de éste en la también supervivencia armónica de la vida urbana, reconocido por los responsables políticos municipales y autonómicos. De aquí en adelante, ésta y no otra va a ser la cuestión.

Es en el objetivo ineludible de conservar el modelo de ciudad en el que está implicada la aventura de preservar el modelo comercial urbano y en ello estamos todos de acuerdo. La tarea es de todos, y si este valor reconocido es una declaración de principios que somos capaces de mantener y ratificar cada día, tanto organizaciones de comerciantes como instituciones, habremos de trabajar en conjunto por explotarlo al máximo.

El futuro. Un paso más

La directiva europea no cierra el futuro al comercio urbano. No puede hacerlo.

La Administración Autonómica debe volcarse en habilitar los mecanismos legales ―urbanísticos, medioambientales…― evitando que su transposición se convierta en una “barra libre”, sin sentido de la realidad comercial que nos toca vivir.

Debemos estimular desde los Ayuntamientos la creación y el funcionamiento de los Consejos Municipales de Comercio. Impulsar la colaboración para elaborar una estrategia global: consensuada y planificada, profesionalizada y dinámica.

Resulta imprescindible la implicación de nuestra Administración Municipal en un programa integral de desarrollo del comercio urbano, y que se aborde su elaboración y ejecución ―desde todos los ángulos, desde todos los puntos de vista― apoyándose en órganos verdaderamente participativos, con presencia real de todos los representantes del comercio.

La pregunta de hoy es si estamos dando el paso correctamente.

Miguel Pascual

Presidente de FER Comercio (Federación de Empresarios de Comercio de La Rioja)

Colaboradores

Ibercaja vodafone Banco Sabadell www.emprenderioja.es ceoe Cepyme Ceat ICO GALP SOLRED CEPSA
Este sitio web utiliza cookies de terceros con la finalidad de analizar el uso que hace de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información